cuanto se cobra por accidente laboral

Cuánto se cobra por accidente laboral

A la hora de determinar cuánto se cobra por accidente laboral hay que tener en cuenta dos elementos:

  1. La baja. Durante la baja por incapacidad temporal el trabajador tiene derecho a cobrar una prestación a cargo de la Seguridad Social. Si la incapacidad no fuera temporal sino permanente, esta prestación podría convertirse en una pensión vitalicia.
  2. La indemnización. En determinadas situaciones el trabajador accidentado tendrá derecho a cobrar una indemnización. Puede deberse:
    1. Al padecimiento de lesiones permanentes no invalidantes.
    2. A una incapacidad permanente parcial o total.
    3. O a la responsabilidad extracontractual de la empresa.

Analicemos estos dos conceptos para saber cuánto se cobra por accidente laboral. Pero antes, recordemos que las cuantías que corresponderán al trabajador pueden estar sujetas a variaciones o depender de las circunstancias concretas del caso. Por tanto, es fundamental contar con la asistencia de un abogado especializado en este tipo de reclamaciones para cobrar la máxima cantidad por el accidente de trabajo.

Cuánto se cobra durante la baja por accidente laboral

En primer lugar, debemos destacar que las bajas por contingencias profesionales son las que devengan las mayores prestaciones. Esto implica que, siempre que el accidente se considere laboral, el trabajador tendrá derecho a una paga superior durante su baja.

En segundo lugar, debemos diferenciar los dos tipos de baja por accidente laboral a la que se puede acoger el trabajador.

  • Por un lado está la incapacidad temporal. Cubre el tiempo durante el cual el empleado se encuentra impedido para desarrollar sus funciones por estar sometido a tratamiento u observación. Su duración máxima es de 365 días, que se pueden prorrogar en otros 180 cuando se prevea la recuperación dentro de ese plazo.
  • Por otro lado está la incapacidad permanente. Esta se produce cuando no se espera la recuperación del trabajador, o esta es incierta o a largo plazo. También procede cuando se agota el período de incapacidad temporal.

Ahora que conocemos los dos tipos de bajas que pueden derivar de una contingencia profesional podemos entrar a analizar cuánto se cobra por accidente laboral en cada caso.

Cuánto se cobra por accidente laboral durante la incapacidad temporal

La baja por incapacidad temporal dura tanto tiempo como el accidentado esté impedido para el trabajo y en tratamiento médico. También se consideran incapacidad temporal los períodos de observación por enfermedad profesional, cuando se prescriba la baja durante los mismos.

Es importante diferenciar el accidente de trabajo de la enfermedad profesional, ya que el primer concepto incluye enfermedades no reconocidas en el cuadro del RD 1299/2006 (para más información te recomendamos leer nuestro artículo al respecto).

Cuando el accidente se considera una contingencia profesional no se exigirá que el trabajador haya cotizado período alguno. De hecho, ni siquiera se exigirá que el empresario haya cursado su alta, ya que se le considerará en situación de alta de pleno derecho.

Además, al tratarse de un accidente laboral, la prestación de la Seguridad Social deberá producirse desde el día siguiente al de la baja en el trabajo. De modo que el trabajador cobrará:

  • A cargo del empresario, el salario íntegro del día en que sufrió el accidente.
  • Y a cargo de la Seguridad Social, el 75 % de la base reguladora desde el día siguiente hasta la extinción de la incapacidad temporal.

Será la propia empresa la que pagará la prestación (aunque luego la Seguridad Social le compensará la aportación), con la misma periodicidad que los salarios. En algunos supuestos (exclusión de la colaboración de la empresa y supuestos de pago directo) será el propio INSS, ISM o Mutua Colaboradora quien abone la prestación.

Cuánto se cobra por accidente laboral durante la incapacidad permanente

La incapacidad permanente se produce cuando el trabajador, tras someterse al tratamiento, conserva reducciones anatómicas o funcionales previsiblemente definitivas que afecten a su capacidad laboral. Recuerda que también entran en este concepto las lesiones psicológicas (por ejemplo, en la incapacidad permanente por depresión).

Dependiendo del grado de afectación, la incapacidad permanente se reconocerá en un grado u otro. Además, estas situaciones son susceptibles de revisión cuando se desarrollan trabajos o concurre una mejoría, empeoramiento o error de diagnóstico.

Al tratarse de un accidente laboral, la Seguridad Social no exigirá requisitos de cotización al trabajador, además de considerarlo de alta de pleno derecho como se ha comentado anteriormente.

En general, antes de declararse la incapacidad permanente se tiene que pasar por un proceso de incapacidad temporal, que puede finalizar por el transcurso del tiempo o por obtener un alta con propuesta de declaración de la incapacidad profesional.

Incapacidad Permanente Parcial (IPP)

Se trata de una disminución de la capacidad de trabajo no inferior al 33 %, pero que no impide al trabajador desarrollar las tareas fundamentales de su oficio.

El trabajador tendrá derecho a cobrar una indemnización de 24 mensualidades de la base reguladora con la que se determinó cuánto cobraba por incapacidad temporal.

Esta indemnización se abonará en pago único, garantizando una cuantía mínima al beneficiario mayor de 65 años de edad. Además, estará sometida al IRPF.

Incapacidad Permanente Total (IPT)

Se trata de una disminución de la capacidad de trabajo que inhabilita al empleado para desarrollar las funciones fundamentales de su oficio, o bien todas las tareas implicadas, pero que le permite dedicarse a otra profesión.

En el caso de que la incapacidad permanente se califique en grado de IPT, el trabajador tendrá derecho a percibir una pensión vitalicia equivalente al 55 % de la base reguladora. Este porcentaje podrá incrementarse en:

  • 20 % cuando el trabajador sea mayor de 55 años y tenga dificultades para reinsertarse en el mercado laboral.
  • 5, 10 o 15 % en concepto de complemento por maternidad, cuando la trabajadora haya tenido 2, 3 o más hijos.

Cuando el trabajador tenga menos de 60 años podrá optar por recibir una indemnización en lugar de una pensión. Para ello debe acreditar que va a reinvertir el dinero en su actividad profesional o empresarial. Dispondrá de un plazo de 3 años desde que se le reconozca la IPT para ejercitar esta opción.

La cuantía de la indemnización dependerá de la edad del trabajador. Así, corresponderá a 84 mensualidades cuando tenga menos de 54 años, restándose 12 mensualidades por año transcurrido.

Esto es:

  • Trabajador menor de 54 años. 84 mensualidades de indemnización.
  • Trabajador de 54 años. 72 mensualidades de indemnización.
  • Trabajador de 55 años. 60 mensualidades de indemnización.
  • Trabajador de 56 años. 48 mensualidades de indemnización.
  • Trabajador de 57 años. 36 mensualidades de indemnización.
  • Trabajador de 58 años. 24 mensualidades de indemnización.
  • Trabajador de 59 años. 12 mensualidades de indemnización.
  • Trabajador de 60 años. Ya no puede acceder a indemnización.

Incapacidad Permanente Absoluta (IPA)

Se trata de una disminución de la capacidad de trabajo que inhabilita al accidentado para desarrollar cualquier profesión u oficio. En este caso, la cuantía de la pensión equivaldrá al 100 % de la base reguladora. Se podrá aplicar el complemento por maternidad antes descrito (5, 10 o 15 %).

Esta pensión está exenta de tributar al IRPF.

Gran Invalidez (GI)

Se trata de una IPA en la que concurren pérdidas anatómicas o funcionales de tal calibre que el accidentado necesita la asistencia de otra persona para realizar los actos más esenciales de la vida. Por ejemplo, vestirse, desplazarse, comer y otros.

Tratándose de un caso agravado de IPA tendrá la misma prestación (pensión del 100 % de la base reguladora). Sin embargo, se aplicará un complemento, destinado a pagar a la persona que atienda al accidentado, cuya cuantía será la suma de:

  • 45 % de la base mínima de cotización del Régimen General en el momento del hecho causante.
  • 30 % de la última base de cotización del accidentado.

Esta suma nunca podrá ser inferior al 45 % de la pensión recibida.

Cómo calcular la base reguladora de las prestaciones

Generalmente, la base reguladora equivale a la base de cotización del trabajador. Sin embargo, como se trata de una contingencia profesional, a la hora de calcular cuánto se cobra por accidente laboral habrá que sumar otros conceptos.

En particular habrá que sumar la cotización por horas extraordinarias del año anterior dividida entre 365.

Cuando la prestación consista en una pensión (IPT, IPA y GI) también tendrá que sumarse la antigüedad del trabajador, así como los beneficios, participación, pluses, retribuciones complementarias y horas extraordinarias realizadas el año anterior y divididas entre 365.

En estos casos, al contrario de lo que ocurre cuando la pensión deriva de una contingencia común, el trabajador recibirá su pensión en 12 pagas anuales. Por tanto, se prorrateará mensualmente la cuantía que correspondería a cada paga extraordinaria.

El recargo sobre las prestaciones

En todo caso, el artículo 164 de la Ley General de la Seguridad Social introduce un recargo en las prestaciones económicas derivadas de accidente de trabajo o enfermedad profesional.

Este recargo se aplicará cuando la lesión se produzca:

  • Por equipos de trabajo.
  • En instalaciones, centros o lugares de trabajo que carezcan de los medios de protección reglamentarios.
  • Cuando tales medios de protección estén inhabilitados o en malas condiciones.
  • O cuando no se hayan observado las medidas generales o particulares de seguridad y salud en el trabajo o las de adecuación personal a cada trabajo.

Es el empresario el responsable de pagar los recargos sobre prestaciones, que serán de entre un 30 y un 50 % de su cuantía. Esto significa que la pensión por IPA de un trabajador que ha sufrido un accidente de trabajo puede alcanzar el 150 % de su base reguladora (llegando al 165 % si se trata de una trabajadora con 4 o más hijos).

Cuánto se cobra por accidente laboral en concepto de indemnización

Ahora ya sabemos cuánto se cobra por accidente laboral en concepto de baja. Pero, como hemos indicado al inicio, el trabajador también podrá tener derecho a indemnizaciones.

Estas pueden derivar de:

  • Incapacidades permanentes parcial o total, como ya hemos definido.
  • Lesiones permanentes no invalidantes.
  • La responsabilidad extracontractual de la empresa.

Cuánto se cobra por lesiones permanentes no invalidantes

Las lesiones permanentes no invalidantes son aquellas que, provocadas por el accidente de trabajo, no llegan a constituir una incapacidad permanente, pero sí una disminución de la integridad física del trabajador. Tal menoscabo es permanente, por lo que no está sujeto a revisión (al contrario que la incapacidad permanente, bajo control de la inspección médica).

Para que se reconozca esta prestación, que también depende de la Seguridad Social, la lesión debe estar incluida en el baremo contenido en la O ESS/66/2013. Incluimos algunas a modo de ejemplo:

  • Disminución de la agudeza visual en un ojo superior al 50 %. 1.140 € de indemnización.
  • Hipoacusia en la zona conversacional de ambos oídos. 3.580 € de indemnización.
  • Pérdida anatómica o funcional de un testículo u ovario. 2.840 € de indemnización.
  • Rigidez articular en la rodilla (flexión residual entre 180 y 135 grados). 1.990 € de indemnización.
  • Cicatrices (dependiendo de la perturbación funcional que produzcan). Entre 540 y 2.130 € de indemnización.

Por supuesto, la prestación por lesiones permanentes no invalidantes puede incrementarse según el recargo por incumplir normas de PRL del que hemos hablado anteriormente (entre un 30 y un 50 %).

Estas indemnizaciones son incompatibles con las que generen el derecho a una prestación por incapacidad permanente, salvo que la lesión no haya sido tenida en cuenta ni para determinar tal situación ni para graduarla.

Cuánto se cobra por indemnización del accidente de trabajo

Salvo que el empresario acredite que el accidente ha sido responsabilidad exclusiva del trabajador, deberá abonarle una indemnización. La determinación de este tipo de indemnizaciones es muy compleja, ya que dependerá de las circunstancias concurrentes.

Normalmente se atiende a circunstancias como la gravedad de las lesiones o las secuelas, la actitud del empresario ante las medidas de prevención y la restitución de la salud del accidentado…

En cualquier caso, se trata de una indemnización por responsabilidad extracontractual, lo que implica que el accidentado podrá exigir la indemnización que considere a través de su abogado. Para ello es frecuente emplear el mismo baremo que se utiliza para calcular las indemnizaciones de los accidentes de circulación. Este está contenido en la Ley 31/2015, e incluye conceptos como los siguientes:

Indemnización por pérdida de la calidad de vida

La indemnización por pérdida de la calidad de vida se asocia al tiempo durante el cual está recibiendo tratamiento o imposibilitado para desarrollar sus tareas cotidianas con regularidad. Las indemnizaciones suelen oscilar entre los 30 y los 100 euros al día, dependiendo de la gravedad de las lesiones.

Hay que tener en cuenta que las indemnizaciones de mayor cuantía se otorgan durante los días en que el accidentado no puede valerse por sí mismo (por ejemplo, si está ingresado en la UCI), mientras que las de menor cuantía se siguen pagando mientras el accidentado sigue aquejado y recibiendo tratamiento (por ejemplo, durante su rehabilitación, aunque se haya reincorporado al trabajo).

Intervenciones quirúrgicas y tratamientos médicos

Por supuesto, el empresario deberá indemnizar por todos los gastos que representen las intervenciones quirúrgicas, el tratamiento médico y farmacológico y todas las necesidades ortoprotésicas del accidentado.

Generalmente se solicitan indemnizaciones más allá de estos gastos, por sufrir las molestias y padecimientos que supone someterse a una intervención. Estas pueden oscilar entre los 500 y los 1.500 euros aunque, de nuevo, dependerán de las circunstancias concurrentes.

Secuelas

Se consideran lesiones físicas o psicológicas previsiblemente irreversibles. A la hora de valorarlas se establece un baremo que les atribuye una puntuación, dependiendo de su gravedad.

Para valorarlas adecuadamente es necesaria la intervención de un perito médico (cuyos honorarios también se podrían reclamar). Además, el dinero asignado a cada valor también tendrá en consideración la edad del accidentado.

Supuestos extra: indemnizaciones en el Convenio Colectivo y otras

Aunque no es frecuente, los Convenios Colectivos pueden introducir una indemnización para el caso de que quedes incapacitado. El accidentado también debería comprobar si alguno de los seguros que tenga contratado cubre este tipo de contingencias.

En estos casos se suelen establecer indemnizaciones cuya cuantía depende del salario o los ingresos regulares del trabajador, aunque en algunas ocasiones se establecen baremos a tanto alzado como el que hemos anexado al hablar de las lesiones permanentes no invalidantes.

Resumen: cuánto se cobra por accidente laboral

En definitiva, cuando el trabajador sufre un accidente laboral tendrá derecho a cobrar:

  • En concepto de baja:
    • Durante la incapacidad temporal, el 75 % de la base reguladora cada día de baja.
    • Durante la incapacidad permanente dependerá del grado en que sea reconocida:
      • Parcial: indemnización de 24 mensualidades de su base reguladora.
      • Total: pensión del 55 % de su base reguladora o indemnización dependiente de su edad. Posibilidad de complementar en un 5 – 35 %.
      • Absoluta: pensión del 100 % de su base reguladora.
      • Gran Invalidez: pensión del 100 % de su base reguladora más complemento (45 % de la base mínima de cotización + 30 % de su última base de cotización, con un mínimo del 45 % de la pensión).
  • En concepto de indemnización (al margen de las que puedan proceder por su situación de incapacidad permanente):
    • Lesión permanente no invalidante: Según baremo (430 – 7.940 €).
    • Pérdida de la calidad de vida: según las circunstancias concurrentes (1.500 – 250.000 €).
    • Otras indemnizaciones: dependiendo del caso.

Con estas líneas puedes hacerte una idea de cuánto se cobra por accidente laboral. Recuerda que, si quieres incrementar al máximo tu indemnización, necesitarás la asistencia de un abogado especialista en este tipo de reclamaciones.


CONSULTA GRATUITAMENTE CON TU ESPECIALISTA

    Solicita ya tu presupuesto




    Acepto que contactéis conmigo por las vías facilitadas

    He leído y acepto la política de privacidad y las condiciones generales de uso y acepto que remitáis mi solicitud a vuestros colaboradores (LISTADO).