accidente de trabajo definicion cabecera

Accidente de trabajo: definición y derechos del trabajador

En este artículo analizamos el accidente de trabajo (definición y derechos que brinda al trabajador). Nuestro objetivo es que el empleado que sufra un percance en su puesto de trabajo sepa si se puede considerar como accidente de trabajo o no y, en caso afirmativo, cómo reclamar sus derechos.

Accidente de trabajo: definición legal

La Ley que define el accidente de trabajo es la Ley General de la Seguridad Social (LGSS). Según esta norma, el accidente de trabajo es:

Toda lesión corporal que el trabajador sufra con ocasión o por consecuencia del trabajo que ejecute por cuenta ajena”.

Artículo 156.1 Ley General de la Seguridad Social

En este sentido, cabe hacer una precisión.

La concepción habitual del accidente implica una lesión sorpresiva. Por ejemplo, una caída, un desprendimiento o una colisión. Sin embargo, el concepto de accidente de trabajo es más amplio.

Como dice su propia definición, abarca toda lesión padecida en relación al trabajo. Lo cual incluye la mayoría de las enfermedades que no se consideren profesionales. He aquí una de las principales diferencias entre enfermedad profesional y accidente de trabajo.

Así, cuando la persona trabajadora enferme por causa del trabajo pero su enfermedad no se considere profesional (por no estar incluida en el cuadro del RD 1299/2006) su patología podrá considerarse un accidente de trabajo.
Por ejemplo, esta es la solución que se ha dado tradicionalmente a las bajas por depresión cuando esta se cronifica y el empleado no puede volver al puesto de trabajo en un largo período de tiempo.

Otros supuestos de accidente de trabajo

Ya hemos analizado la definición general del accidente de trabajo. Definición que deja fuera de sí algunos supuestos que también podemos considerar accidentes laborales.

Por eso, esta descripción debe complementarse con un catálogo casuístico:

  1. Se considera accidente de trabajo in itinere el padecido al ir o volver del trabajo.
  2. También aquellos sufridos a consecuencia del ejercicio de cargos sindicales.
  3. Asimismo, son accidentes de trabajo los padecidos durante la realización de tareas que no pertenezcan al grupo profesional del lesionado, pero que se cumplieran bajo órdenes del empresario o espontáneamente en interés de la empresa.
  4. Del mismo modo, es accidente laboral el que ocurra durante las tareas de salvamento o análogas.
  5. Como se ha indicado, tienen esta consideración las enfermedades no profesionales padecidas a consecuencia de las funciones laborales.
  6. También se consideran como tal los agravamientos de enfermedades que ya padeciera el trabajador o las complicaciones por enfermedad intercurrente cuando guarden relación con el trabajo.
accidente de trabajo definicion cuerpo texto
Te explicamos las dos nociones básicas del accidente de trabajo: definición y efectos jurídicos. ¿Quieres reclamar tus derechos?

Presunción de laboralidad del accidente de trabajo: definición

Debemos ofrecer otra definición para terminar de perfilar el accidente de trabajo. Se trata de la presunción iuris tantum.

Una presunción iuris tantum es una garantía procesal establecida por el ordenamiento jurídico. Permite que quien debiera acreditar una circunstancia en un juicio quede liberado de su carga.

En este caso, las lesiones que el empleado sufra durante su jornada en el lugar de trabajo se presumirán accidentes de trabajo. Esto significa que el trabajador no debe demostrar que se trata de un accidente laboral para que tenga esta consideración.

Es la empresa (o, en su caso, la ITSS o quien intervenga) quien debe demostrar que no se trata de un accidente de trabajo. Esto facilita las reclamaciones y demandas laborales del trabajador, ya que resulta más sencillo calificar un accidente como de trabajo cuando se produce en un entorno laboral.

Excepciones a la definición de accidente de trabajo

Por último, hay que señalar que no se consideran accidentes laborales aquellos que:

  • Ocurran por fuerza mayor extraña al trabajo. Nótese que no se considera fuerza mayor la insolación, el rayo y otros fenómenos laborales.
  • Sean debidos a dolo o imprudencia temeraria del trabajador. En este sentido cabe distinguir la imprudencia temeraria de la profesional.
    La imprudencia temeraria es la que deriva de la total falta de cuidado, ignorando las reglas de prudencia más elementales y asumiendo riesgos graves e innecesarios que ponen en riesgo la vida o seguridad del trabajador y otras personas o de los bienes ajenos. En estos casos no procede calificar el accidente como laboral.
    Sin embargo, la imprudencia profesional es la que deriva del ejercicio habitual del trabajo y de la confianza que tiene el trabajador en sus habilidades. En este caso el accidente sí podría ser calificado como de trabajo.

¡Visita nuestro artículo sobre la definición de la enfermedad profesional!

Derechos del trabajador en caso de accidente de trabajo

Cuando una persona trabajadora sufre un accidente de trabajo tiene derecho a una indemnización. Si quieres saber cuánto se cobra por accidente laboral, te recomendamos la lectura de nuestro artículo al respecto.

Además, en caso de que quede impedido para seguir prestando sus servicios tendrá derecho a una baja por incapacidad. Durante la misma podrá cobrar una prestación por incapacidad temporal a cargo de la Seguridad Social. Tal prestación puede ser incrementada por el recargo cuando el empresario no hubiera adoptado las medidas necesarias para evitar el accidente.

Si esta incapacidad fuera irreversible o se extendiera durante un largo período, el trabajador podría causar derecho a una pensión por incapacidad permanente, en el grado que corresponda.

Por supuesto, durante la baja por accidente de trabajo tiene derecho a la reserva de su puesto de trabajo. Esto no significa que no pueda ser despedido, sino que si el empresario lo despide se podrá impugnar la decisión. En tal caso, el despido se calificará como improcedente o como nulo, dependiendo de las circunstancias que concurran.

Debemos señalar que la principal ventaja de las contingencias profesionales es que sus prestaciones son de mayor cuantía que las derivadas de contingencias comunes. Y, por definición, este es el carácter que corresponde al accidente de trabajo. Definición que te hemos ofrecido para que puedas reclamar tus derechos laborales si has sufrido este tipo de lesión.


CONSULTA GRATUITAMENTE CON TU ESPECIALISTA

    Solicita ya tu presupuesto


    Acepto que contactéis conmigo por las vías facilitadas

    He leído y acepto la política de privacidad y las condiciones generales de uso y acepto que remitáis mi solicitud a vuestros colaboradores (LISTADO).